Esta semana he estado con María Benjumea, una mujer que transmite pasión por todos los poros de su piel. La conocí años atrás, y no sé si será por lo mucho que trabaja o porque tiene un pacto con el diablo, pero lo cierto es que cada día está más joven, todo lo contrario que me pasa a mí. Tendré que preguntarle su secreto.

María y yo hemos hablado del South Summit , su bebé. Una iniciativa que ha pasado por diferentes etapas: primero bebé, luego niño, adolescente, joven y ahora adulto.

María ha logrado montar, con la ayuda de un magnífico equipo, la feria de emprendimiento y financiación más importante de España. Bueno, en realidad es mucho más que una feria. Como a ella le gusta repetir, South Summit no es un evento, sino una plataforma global de conexión, muy enfocada a la innovación. Su finalidad es conectar a todos los actores para avanzar en la transformación de nuestra sociedad y lograr que la nueva economía sea rentable en todos los ámbitos y multiplique los beneficios para todo el mundo.

El foco de South Summit no son las empresas que acaban de empezar, que también son bienvenidas, sino las que ya llevan una cierta progresión y que están en el momento de hacer "la gran escalada".

Pero esto no es un trabajo que puedan hacer unos pocos, sino de equipo. Toda la sociedad tiene que apostar por ello y dejarnos de colores políticos. Si queremos salir adelante en esta nueva sociedad digital, o remamos todos en la misma dirección o se nos hunde la patera. Porque ahora mismo viajamos en patera, que está haciendo agua, y de lo que se trata es de que ese viaje lo hagamos en trasatlántico. Pero o lo hacemos todos o no se logrará. O todas las administraciones, empresas e instituciones de diverso tipo apuestan por la innovación o no tenemos nada que hacer.

Desafortunadamente, como casi siempre, para desgracia nuestra, la pelota está en el tejado de los políticos. ¡Qué le vamos a hacer!

Puedes ver la entrevista a continuación: