¿Realmente quieres salir en los papeles?

Cada vez que imparto un taller sobre cómo lograr presencia en medios me preguntan mis alumnos cómo he logrado esa repercusión mediática que me ha permitido ser considerado uno de los referentes en posicionamiento en medios en España. No es que lo diga yo, es que lo dicen otros.

La respuesta es sencilla. Hay tres pilares en los que me apoyo: un método que funciona, un trabajo del que no me canso y humildad para ver que puedo estar cometiendo un error, o para aceptar una crítica, y poder rectificar a tiempo.

Que el método que enseño funciona, está fuera de toda duda. Y lo cierto es que en esos talleres la gente suele salir satisfecha; o eso me dicen, al menos. No he descubierto la piedra filosofal, que hace muchos años ya fue descubierta en este sector; simplemente comparto con la gente ese conocimiento que otros se guardan como si les fuese la vida en ello.

La verdad es que lo que hago no les gusta demasiado a las agencias de comunicación porque nosotros enseñamos a emprendedores y pequeños y medianos empresarios a lograr presencia en los medios de alto impacto y bajo coste. Y las agencias suelen pensar que si ellos aprenden a hacerlo quizá no les contraten.

Una percepción totalmente errónea, porque llegará un momento en que la empresa tendrá tal volumen de negocio que al fundador o su equipo de confianza más cercano no le merecerá la pena ocuparse de los medios y encargarán ese trabajo a profesionales cualificados y expertos en la materia; es decir, a las agencias de comunicación.

En cualquier caso, nunca está de más que los responsables de los departamentos más o menos relacionados con comunicación, marketing o branding conozcan estos temas, ya sea para llevarlos ellos personalmente o para poder dar a sus agencias de comunicación unas directrices generales de cómo quieren que se haga.

Entre estos profesionales están los CEO, directores generales y gerentes de pymes y grandes empresas, responsables de comunicación y marketing, profesionales que tengan que difundir mensajes a través de los medios tradicionales o digitales, personal del departamento de comunicación o marketing, relaciones con los medios, relaciones sociales y relaciones externas de empresas que necesiten tener una idea de cómo orientar la política de comunicación de su compañía, emprendedores que empiecen a desarrollar su actividad o que ya estén plenamente incorporados al mercado y quieran mejorar su visibilidad. También miembros de asociaciones, organizaciones de todo tipo y ONG que necesiten transmitir su mensaje y no sepan cómo hacerlo ni tengan un mínimo presupuesto para ello. Una fauna variopinta que en todos los casos quiere lo mismo: “salir en los papeles”.

Me refería antes a tres pilares. El primer pilar es el método, que funciona porque lo he comprobado personalmente y se puede demostrar su efectividad a quien desconfíe de él.

El segundo pilar es un trabajo duro, porque si bien es cierto que no cuesta dinero lograr presencia en los medios, lo que sí cuesta es tiempo y trabajo. Si no estamos dispuestos a trabajar duro, muy duro, mejor nos dedicamos a otra cosa.

Y en tercer lugar, humildad; humildad para reconocer errores y darnos cuenta de que no somos los más listos ni los más guapos ni los mejor preparados del lugar, aunque sí somos los más receptivos a cualquier cosa que podamos aprender para mejorar nuestro trabajo.

¿Estás dispuesto?

@jromero_tv