conseguir que me elijan sobre mis competidores

Lograr que me elija entre decenas de competidores… y que no se arrepienta

Nuestra primera tarea para lograr salir en los medios es que el periodista se interese por nosotros. Esto significa que tendremos que ofrecerle algo interesante y, además, hacerle más fácil su trabajo, en la medida de nuestras posibilidades.

Si conseguimos una entrevista en radio o televisión hemos de estar al tanto de la filosofía del programa, sus necesidades, sus fortalezas y debilidades.

No cometamos la estupidez de ir de listos y comentar cuestiones de ese programa que nunca hemos visto, no sea que, precisamente por listos, metamos la pata y quedemos fatal con el periodista. Si vamos a una tele o una radio deberemos haber visto o escuchado antes ese programa, para saber de qué va. Hacer un comentario agradable al presentador sobre algún contenido de días anteriores puede facilitarnos mucho la relación con ese profesional. Eso sí, sin hacer crítica, que nosotros vamos a que nos entrevisten, nos están haciendo un favor y tenemos que ser agradecidos, nunca ir sobraos.

Cuando conozcamos las necesidades del periodista y su medio podremos aportar algo positivo, que resulte útil para ese programa. La consecuencia de esto será que el entrevistador quede contento. Y si queda contento, es posible que nos llame en otra ocasión.

Si vamos de listos dando consejos o haciendo críticas a diestro y siniestro, y sin venir a cuento, lo más probable es que sea la última vez que nos llamen. Piensa que el periodista tiene un montón de gente a la que llamar que también conoce ese tema en el que se te considera un experto, y que lo domina tanto o más que tú. Hay expertos a patadas, no lo olvides.

Si le facilitamos su trabajo, nos verá como una ayuda y siempre preferirá entrevistarnos a nosotros en vez de a otros, que no se han tomado la molestia de conocer sus necesidades e intentar facilitarle su trabajo.

En la radio y la televisión hay gente que ofrece al equipo del programa la posibilidad de enviar un guion previo con algunas preguntas, para hacer más fácil la elaboración de la entrevista.

Evidentemente, con muchísima humildad, siempre diciendo que esas preguntas son para echar una mano y que no pretendemos dirigir el contenido del programa, ni decirle al profesional cómo hacer su trabajo. De hecho, a mí, personalmente, no me gusta ni que me lo propongan, y cuando lo hacen lo rechazo de plano. Como el que lo ha ofrecido no lo ha hecho con mala voluntad, ahí queda todo y no se le da mayor importancia. Eso sí, una vez que te digan que no, no insistas.

Otras veces te escriben un email antes de la entrevista y te dicen que les digas las preguntas. Para tu información, pocas cosas molestan tanto a un periodista como que alguien le diga que quiere saber previamente las preguntas. No te puedes imaginar la mala leche que se nos pone en estos casos. Eso en temas generales, porque si hablamos de política ni te lo plantees. Un político que pida que le digan las preguntas está cavando su tumba. Es como mentar la soga en casa del ahorcado, algo así como la censura previa. Repito, ni por asomo se te ocurra pedirlas.

Piensa que si se trata de una entrevista amable, no política, donde no se va a pillar al entrevistado, generalmente antes de empezar se comentan los temas, aunque no se digan las preguntas concretas. En el caso de entrevistas políticas y otros temas conflictivos, el entrevistado tiene que ir preparado y saberse bien su parte. Pero además de conocer su tema tiene la obligación de estar informado y saber qué ha pasado en el mundo en las últimas horas. No vale eso de “¡ah, es que yo no leo la prensa”! Bueno, pues si vas a un medio de comunicación, qué menos que haber leído la prensa, qué menos que ir con la lección aprendida. Hay que llevar los deberes hechos.

Puedes seguirnos en Twitter, donde también hablamos de estos temas: @jromero_tv
Esta entrada no sirve de mucho sin el resto de las anteriores ni de las posteriores. Una campaña de comunicación no es una acción aislada sino un conjunto de estrategias que nos llevan a un mismo fin: lograr presencia mediática.
Si tienes interés en algunos de nuestros cursos puedes verlos pinchando en aquí.