El magnetismo de tu presencia

magnetismo de tu presencia

La semana pasada te hablaba del poder del uniforme, una de las tres columnas en las que se sustenta el magnetismo personal. Hoy nos ocupamos de la presencia, la segunda de esas columnas.

Este magnetismo implica que siempre tienes que transmitir la sensación de estar atendiendo a la persona o personas que están contigo. No puedes mantener una conversación a medias y estar pendiente de otras cosas a la vez. Errores como mirar a otros sitios mientras te habla alguien hay que evitarlos a toda costa. No es difícil pero hay que ponerse a ello.

Ese es un error en el que yo caía frecuentemente años atrás. Mientras hablaba con una persona estaba pendiente de otro tema, da igual que tuviese a mi interlocutor delante o a través del teléfono. Si no estás al cien por cien con esa persona se nota y transmites una mala sensación. No puedes estar hablando por teléfono y revisando a la vez tus emails o haciendo otras cosas que te distraigan del contacto directo con tu interlocutor.

Muchas veces hablamos por teléfono con otros, estamos a otra cosa, y no nos damos cuenta de la nefasta imagen que estamos transmitiendo sobre nosotros mismos. Lo cierto es que no somos conscientes de esta situación hasta que alguien nos la hace ver. A mí me ocurría años atrás, mientras hablaba con mi madre por teléfono estaba contestando emails y cosas así. Vamos, que no estaba presente.

En esas ocasiones mi madre me preguntaba: “¿te pasa algo, Juanma?”, y yo le respondía que no. Pero mis hijas, que en ocasiones estaban presentes, me echaban una buena bronca por no estar a lo que tenía que estar. Hasta que no asumí que cuando hablo con mi madre o con un cliente, tengo que estar con los cinco sentidos, no empecé a resolver la situación.

Ese es el magnetismo de la presencia, dar la sensación de que estás completamente presente y transmitir respeto hacia tu interlocutor. Cuando estás presente se nota porque ser carismático no depende tanto de la cantidad como de la calidad. No depende de cuánto tiempo estás presente sino en estar completamente presente, con los cinco sentidos, durante la interacción. Y eso es lo que te permite diferenciarte del resto porque logras que tu interlocutor piense que en ese momento él es lo más importante del mundo para ti.
Esto significa que hay que saber escuchar.

Cuenta Olivia Fox Cabane, estudiosa de estos temas, que uno de los grandes maestros en este tipo de escucha fue el asesinado presidente de Estados Unidos John F. Kennedy, que hacía sentir a los otros que estaba con ellos al cien por cien, y esto le permitía lograr una gran compenetración a un nivel emocional muy profundo. Bill Clinton no se queda atrás y es capaz de hacerte sentir la persona más importante del mundo cuando estás con él.

Ser buen escuchador significa saber que nunca debes interrumpir a tu interlocutor, porque lo que tú tienes que lograr no es impresionarles a ellos, sino que ellos te impresione a ti. Te cuento una anécdota, allí por 1870 en Inglaterra, en la campaña electoral en la que Benjamín Disraeli y William Gladstone se enfrentaron, a una semana de las elecciones ambos cenaron con la misma señorita con una noche de diferencia. Esto provocó el lógico interés de la prensa, que le preguntó a ella qué opinión le merecían ambos políticos. La señorita en cuestión afirmo que tras terminar su cena con Gladstone salió con la impresión de que ese político era el hombre más inteligente de Inglaterra. Seguidamente afirmó que al terminar su cena con Disraeli salió con la impresión de que ella era la mujer más inteligente de Inglaterra.

Es justo lo que te decía antes. No intentes impresionar a los otros, deja que los otros te impresionen a ti y te amarán incondicionalmente.

Puedes seguirnos en Twitter, donde también hablamos de estos temas Twitter
Esta entrada no sirve de mucho sin el resto de las anteriores ni de las posteriores. Una campaña de comunicación no es una acción aislada sino un conjunto de estrategias que nos llevan a un mismo fin: lograr visibilidad.
Si tienes interés en algunos de nuestros cursos puedes verlos pinchando aquí