El apoyo a la PYME para que se haga visible

Vamos a utilizar este blog para echar una mano a las pequeñas empresas que no tienen medios para hacerse visibles pero que necesitan esa visibilidad para mejorar su cuenta de resultados. Treinta años en el mundo de la comunicación nos dan ciertos conocimientos que, moralmente, nos vemos obligados a compartir.

No puedo ni imaginarme una empresa que hoy en día funcione si no es conocida, en mayor o menor medida. Para que reclamen tus servicios primero tienes que tener visibilidad, presencia en cuantos más sitios mejor. Estamos hablando de que sepan quienes somos, sea como sea, para lograr que nuestra marca mejore.

En los talleres que imparto para ayudar a los profesionales –por cuenta propia o ajena– les enseñamos a hablar en público y mejorar el conocimiento que se tiene de ellos; la primera regla es que “nunca pierdan la oportunidad de darse a conocer”. Hay que decir lo que hacemos en muy poco tiempo. No se trata tanto de estar vendiéndonos en todo momento como de que se tenga una ligera idea de nuestra actividad para que quienes nos escuchan quieran saber más de nosotros.
Hay que distinguir, claramente, entre lo que vendría a ser dar visibilidad a nuestra empresa o actividad y pasarnos todo el día hablando de nosotros.
En el primero de los casos es posible que logremos captar el interés de quienes nos están escuchando y hasta puede que contraten nuestros servicios. Es decir, que hagamos caja, que es de lo que se trata.
Pero en el segundo de los supuestos, si no paramos de hablar de nosotros, lo único que vamos a lograr es cansar a quienes nos están escuchando; o mejor dicho, sufriendo. Esta actitud, de puro ego, será totalmente contraproducente para nuestros intereses.
Esta es la primera lección que me dieron mí en su momento: date a conocer, pero con prudencia, sin pasarte. Intenta caer bien y que nadie diga “cuidado, que ya vuelve el pesado ese”. Y para lograr esa visibilidad hay que utiliza cualquier método a nuestro alcance. Métodos sensatos y moralmente aceptables, por supuesto.
Hay que centrarse en la comunicación online, offline, sesiones de networking, reuniones de trabajo, encuentros sociales o cualquier otro sistema que nos permita hacer visible nuestra empresa o actividad. Cuanto más sepan de nosotros, mejor, siempre que esa percepción que tengan sea positiva.

¿Por qué es bueno que nos conozcan? Simplemente porque si necesitan un servicio como el que nosotros prestamos, acudirán a alguien de quien hayan oído hablar, al menos en un primer momento; es decir, a nosotros. Luego, es posible que busquen en otros sitios para comparar. Pero al menos nos habrán tenido en cuenta.
Después de decidir darnos a conocer siempre que sea posible, vendrán los siguientes pasos. Lograr presencia en los medios, hablar en público sabiendo centrar nuestro mensaje y lograr rentabilidad para todas nuestras acciones.
Todo eso lo iremos viendo, pero poco a poco. Será útil para todo emprendedor, por ejemplo, que quiera lograr visibilidad sin gastar dinero con un método adecuado, principalmente para medios offline.
Eso es lo que vamos a contar. Pero que nadie piense que esto es gratis; no hay que gastar dinero, pero hay que trabajar y mucho.
Eso lo sabe cualquier emprendedor que haya montado una empresa de éxito. Trabajo, trabajo y más trabajo.
@jromero_tv