salir en los medios de comunicación

¿De verdad que es tan importante salir en los medios?

Hace unos días fui invitado a participar como ponente en el I Congreso Internacional de Viveros de Empresas, que se ha celebrado en Sevilla. Mi participación consistía en hablar sobre cómo lograr presencia en los medios de alto impacto y a bajo coste. Bueno, lo que hago habitualmente, ya sea en charlas o talleres. Pero esta vez era diferente.

Cuando actúo, como me gusta denominarlo, intento ayudar a aprovechar las ventajas y necesidades de los diferentes medios y formatos (prensa escrita y digital, radio, televisión y otros), cómo dirigirse al periodista y tener claro qué es lo que interesa en cada momento. Nada complicado si sabemos cómo hacerlo.

Pero esta vez quería aportar algo nuevo, de mucho más valor que lo que hago habitualmente. Y la ocasión la pintan calva. Quería aportar algo más humano que nos permitiese ver la trascendencia de lograr presencia en los medios comparado con el resto de nuestras actividades cotidianas.

La charla fue de unos treinta minutos y casi al final pregunté a los presentes cuántos consideraban que salir en un periódico, radio o televisión es fundamental y tan importante como para centrar todo nuestro esfuerzo, absolutamente todo. Algunos levantaron la mano, demostrando que para ellos salir en un medio de comunicación y lograr visibilidad es vital.

En ese momento les presenté la diapositiva de un quirófano. Les recordé que en dos años a mí me han hecho personalmente más de mil entrevistas de radio de una en una (algo que modestamente creo que no ha logrado nadie ni en este país ni en toda la Unión Europea), y también bastantes en prensa escrita, Internet y televisión.

Quedaba claro cuán importante era todo ello, ¿verdad?

Y en ese momento les dije que al día siguiente yo estaría tumbado boca abajo en una mesa de quirófano como esa de la fotografía que les estaba mostrando. Que un médico con el que probablemente no he hablado más de diez minutos en toda mi vida me iba a abrir la espalda para operarme las cervicales (luego resultó que la cosa no era tan grave y en vez de la espalda me abrieron el cuello). También les dije que aunque todo pintaba bien, nunca se sabe lo que puede pasar cuando se entra en un quirófano. Entonces les confesé que justo cuando me fuesen a poner la anestesia y a punto de perder el conocimiento yo no me iba a preocupar de recordar cuántas veces me han entrevistado, ni mis éxitos profesionales, ni tampoco mis fracasos, que de todo hay. Mi única preocupación sería que si la cosa salía mal mi mujer y mis seis hijos no quedasen desamparados. Eso era realmente lo importante; lo que a mí me preocupaba.

Desde luego los que levantaron la mano no esperaban que les dijese lo que les dije. Pero mi intención era destacar la importancia de salir en los medios comparándolo con el conjunto de nuestra vida; y la importancia resultaba ser mínima. Quería que pensasen en la trascendencia de tener éxito en nuestra empresa y olvidarnos de nuestra familia. Y la necesidad de saber valorar todo en su justa medida.

Y eso es lo realmente importante, saber valorar las cosas en su justa medida. En ocasiones el emprendedor se centra tanto en su empresa que se olvida de otras cosas mucho más importantes como su familia, por ejemplo. Y a veces tiene suerte y triunfa en la empresa, se hace famoso y gana mucho dinero. Pero a veces, a pesar de ganar mucho dinero y hacerse famoso, pierde a su familia, generalmente a su pareja. En ese caso, creo que el balance es bastante negativo. Se convierte en un pobre desgraciado.
Como todo en la vida, quizá el éxito en la vida esté en el punto intermedio.

Puedes seguirnos en Twitter, donde también hablamos de estos temas.  Si te gusta esta entrada puedes tuitearla, no te cortes…
Esta entrada no sirve de mucho sin el resto de las anteriores ni de las posteriores. Una campaña de comunicación no es una acción aislada sino un conjunto de estrategias que nos llevan a un mismo fin: lograr presencia mediática.
Si tienes interés en algunos de nuestros cursos puedes verlos pinchando aquí.