A la Feria a firmar

Este sábado hemos pasado un par de horas firmando libros en la Feria de Libro de Madrid, Marta Aguilar y yo. Entre ambos hemos escrito ¡Qué se entere todo el mundo!
La experiencia es interesante, no tanto por la cantidad de libros que hemos firmado (creo recordar que no llegamos ni de lejos a los dos millones) que por ponerte en la piel de los autores que esperan, ansiosos la llegada de otra persona que compre su libro y así firmarlo.
Hubo alguna que otra anécdota que dejaremos para mejor ocasión. Pero poco antes de entrar en el recinto para firmar me ocurrió una cosa muy extraña, que nunca me había pasado. Entré en un bar a tomar café y en la tele estaba saliendo yo. Fue chocante. Estuve a punto de decirle a la camarera: “mira, ese soy yo”. Pero pensé que a esa pobre mujer harta de servir cafés le daba igual y que lo más probable seria que pensase que soy tonto o peor; porque se puede ser peor que tonto. Pero fue extraño, me puse nervioso; una sensación nueva.
Luego, ya en la Feria lo importante no era tanto vender libros, que también, como firmarlos. Una experiencia interesante de la que te haces fotos que luego subes a tus redes y a los perfiles de tus amigos, procurando mostrar en cuantos más sitios mejor.
De eso trata el libro que hemos escrito Marta y yo, de lograr visibilidad. Pero de lograrla sin tener que hacer un desembolso económico del que no disponemos.
Por eso mostramos un método que funciona porque nos permite aprovechar las fortalezas y debilidades de los diferentes medios de comunicación para que nos saquen a nosotros en vez de sacar a nuestra competencia.
Es un método contrastado y que ha dado muy buenos resultados. Sin tener que gastar un euro.
Eso sí, a cambio de no gastar dinero hay que poner esfuerzo, mucho esfuerzo.
El dinero siempre es un problema para la pyme y el emprendedor, que no dispone de él pero que necesita darse a conocer. El esfuerzo es algo innato tanto a una como al otro y nadie se asusta si tiene que echar un par de horas más para lograr sus objetivos.
Y el objetivo que perseguimos con el libro es mostrar el camino para lograr esa presencia a la que los pequeños tenemos tanto derecho como las grandes compañías. Ellas tienen el talonario; nosotros el ingenio, el método y las ganas de trabajar.
A ver quién gana.
@jromero_tv